domingo, 6 de septiembre de 2009

BHAI VIR SINGH : UN GRAN POETA



BHAI VIR SINGH: UN GRAN POETA

La felicidad, como el arco iris, no se ve nunca sobre la casa propia, sino sólo sobre la ajena. No solo Occidente tiene grandes poetas, desafortunadamente son pocos los medios de información que nos proporcionan cultura sin segmentación, sin caer en el nacionalismo y por ende, marginar a nuestra generación de las labores que en los lejanos países que nos acompañan en este globo: denominado planeta Tierra, realizan por el incremento cultural, en pos de esa sabiduría universal que hoy más que nunca se necesita.
Tal es el caso del genio polifacético de Bhai Vir Singh, que además de ser un eminente historiador, filólogo, comentarista de las escrituras Sikhs y un místico con ferviente devotos extendidos por todo el mundo, fue un verdadero creador de la literatura panjabi moderna de la India y especialmente un notable poeta. Si bien es cierto su vida duro 85 años (1872.1937), lo que le dio tiempo para crear y establecer nuevas formas estilísticas, tanto en la prosa como en la poesía, cultivándola con cuidadosa atención.
Fue miembro ejecutivo de la Academia nacional de letras, de la que fue presidente Jawsaharlal Nehru, y recibió además el premio para la literatura panjabi de la Sahitya Akademi por su colección de poemas titulados: Mere saianjeo. Oh, señor.
Recordemos parte del poema épico de Rana Surat Singh, que consiste en la historia de Rani Raj Kaur, viuda a temprana edad. Rad Kaur está desconsolada y nada apacigua el dolor de su corazón. Tiene las cenizas de su esposo guardada como una reliquia en una tumba de mármol blando. Llora lágrimas de sangre suspirando con reunirse con su amado. Entonces tiene una gran visión; su alma atraviesa la Morada del conocimiento, Lugo (el Saram Khand). Morada de la belleza estética; luego la Morada de la gracia y por último el Sach Khand: Morada eterna, en donde al final tiene una vislumbre de su santo esposo. Es así como Bhai Vir Singh se extiende en el estudio de la evolución espiritual, de acuerdo a las escrituras sikhs, y la conduce a la angustia melodía y profunda espiritualidad, cuando dice:
Suspirante le suplico al arrollo rumoroso
Que fluya en silencio, viéndote dormido
Ignorante de que tú quizás disfrutas
De vigilia eterna; este es mi pecado
Que benevolencia perdone mi falta.
Las flores que te ofrecí ayer están muertas;
Tú no has alargado las manos para apartarlas, sino que te has dignado dejar esta tarea para tu esclava.
Es un juego extraño, el que juegas ahora conmigo, amado.
escondido en tu refugio eterno.
Estoy exhausta de mirar;
Deja que mis ojos te contemplen de nuevo
Ten piedad de tu esposa,
Una mujer no está hecha para estar sola.
A través de esta hermosa traducción de Harbans Singh, se puede notar que la calidad literaria de Bhai Vir Singh, denota esencia y calidad original en su poesía. Desafortunadamente son muy pocos los traductores de su obra, pero con el tiempo llegará a nosotros su mensaje, que es de gran significancia, para entender mejor a oriente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada