lunes, 10 de noviembre de 2008

TECNOLOGIAS SAGRADAS: PRACTICA DE SIMRAN



TECNOLOGIAS SAGRADAS: EL SIMRAN

Para hacer Simran se tiene que adoptar una postura conveniente, cómoda y después fijar la atención en el terreno divino entre las dos cejas y detrás de los ojos. El Simran es un proceso completamente mental y se tiene que hacer mentalmente con la lengua del pensamiento, mientras que la facultad contemplativa tiene que fijarse en el punto que está justo detrás y entre las cejas, como se dijo antes. La Palabra o Nombre que dan los Pancha Piares al momento de la Iniciación Khalsa, deben repetirse despacio, mentalmente, con la lengua del pensamiento. Debe hacerse sin que cause tensión o presión alguna en la frente. La práctica debe empezarse con mediahora o algo así, como sea conveniente, pero con el tiempo debe acrecentarse a dos o tres horas diarias o más aún. El Simran de los Nombres Sagrados hace que la mente vaya hacia adentro y la separa gradualmente de pensamientos y asuntos mundanos, hasta que queda quieta y equilibrada.

Algunas personas hacen Simran con los ojos cerrados y otras con los ojos abiertos. Lo primero, en algunos casos, lo sume a uno en somnolencia y lleva a lo que se puede llamar Yoga Nidra, y lo segundo, en algunos casos mantiene a la mente entretenida en lo que le rodea. Por eso debemos cuidarnos de ambos peligros. El Simran hecho con los ojos cerrados es preferible, siempre y cuando uno conserve una conciencia completa. Debe hacerse regularmente todos los días a una hora fija. A esto es lo que la tradición sikh y el SGGS llama de Shabda Yoga

Hafiz, un poeta Sufí de Persia, dice:“El único trabajo es orar (Simran), sin tomar en cuenta si la oración es aceptada o no.” Esto significa que deben recordar alSeñor internamente sin ninguna idea de recibir esto o aquello. Tenemos que dejarlo todo al Señor o al Verdadero y Unico Maestro Eterno Waheguru que está trabajando desde arriba. Esta clase de meditación es solamente para las personas ya iniciadas en la vida Khalsa, en virtud de que las personas obtienen al momento de su Iniciación la protección de los Nombres de Dios (Simran) que las protegen en los planos internos. Sin esta protección y una guía adecuada nadie puede atravesar con éxito y sin riesgos el camino de regreso a Dios. A todos los sinceros buscadores de la Verdad se les recomienda entrar en contacto con alguno de los Referentes Nacionales Autorizados que imparten estas enseñanzas, para que puedan obtener la Sagrada Iniciación Khalsa gratuitamente. De este modo podrán disfrutar tranquilamente y con seguridad sus meditaciones. Somos muy cuidadosos en darle alimento al caballo (al cuerpo), pero matamos de hambre al jinete,al espíritu, a la Fuente Dadora de Vida que vivifica al cuerpo, y sin la cual, éste no tiene ningún valor.

Tenemos que proveer alimento al espíritu con mayor regularidad y más a tiempo de lo que lo hacemos con el cuerpo, sin importar dónde estemos, yasea en casa o afuera, sin importar cuáles sean las circunstancias. Esto debe ser para nosotros lo primero y lo más importante.El Simran del Verbo o Naam es un elixir de Vida y es, de hecho , la panacea para todas las enfermedades, ya sean físicas, mentales, accidentales o destinadas. Es un alimento para el espíritu, y cuando él esté fuerte y saludable, cargará al cuerpo con Corrientes de Vida y de Luz (Elan Vital), dispersando toda oscuridad de la cabeza a los pies. Es el Pan de Vida del que habló Cristo cuando declaró que no se puede vivir sólo de pan. Comenzemos cantando Waheguru, Waheguru,Waheguru focalizándonos en la Luz (Jyot) Eterna...

“Pero sí pueden vivir con sólo el Nombre de Dios. ” El Simran y el Dhyan ( las meditaciones) inundan al espíritu con las Aguas de Vida. El espíritu se retira del cuerpo y se concentra en su asiento, se eleva en su latentedivinidad y como una tumultuosa corriente que baja de la montaña, se precipita hacia el Océano de Vida que es su fuente perpetua y sesumerge en él perdiendo su identidad separada de Dios.No hay limitación en cuanto a tiempo y lugar para hacer Simran. Se puede hacer en cualquier lugar y a toda hora; sentado o depie; caminando o acostado; pero tiene que hacerse en estado consciente, de vigilia. Las primeras horas de la madrugada (AmritVela) constituyen e l mejor momento para hacer Simran. Una cena ligera y frugal consistente en fruta y leche, y una limpiezacon agua de nuestro cuerpo por la mañana para prepararlo para recibir a Dios, son una ayuda para ir en la dirección correcta.La pureza de pensamientos, palabras y acciones cuentan mucho para tener éxito en la disciplina espiritual (Sadhan), porque lavida ética precede a la vida espiritual, y es, de hecho, el terreno sobre el cual tiene que levantarse la estructura espiritual.

Para un padre de familia es muy necesario observar una disciplina estricta en su vida, en cuestión de dieta, bebidas y lenguaje. Además, el Simran debe hacerse despacio, y las palabras deben repetirse o pensarse con claridad. Todo el proceso debe llevarse a cabo con amor, devoción y atención singular y exacta para asegurar resultados rápidos. Cuando se hace cuidadosamente durante algún tiempo, invade al espíritu un estado de saturación divina y se experimenta una bendita calma. Todos los pensamientos mundanos se desvanecen como nubes en el aire y elespíritu se siente libre de todo lo que atañe al cuerpo, siendo irresistiblemente jalado o atraído hacia arriba por el invisible Poder Maestro de Waheguru. Al retirarse así de los planos sensuales, se concentra en su propio asiento, la Luz Interna alborea y una por una se vanrevelando, experiencias espirituales: como un firmamento lleno de estrellas, la luna y el sol. Uno encuentra frecuente mente referencias de estas cosas en todas las escrituras, tanto antiguas como modernas, como en los Vedas, en los Upanishads, en el Sagrado Corán,en el Gurbani, en los Evangelios, etc. Los profetas Mahoma y Moisés hablan de las diversas Luces Internas.

En el Evangelio se hacen repetidas referencias al Trueno y al Relámpago en conexión con La Voz de Dios que habló a los profetas.Cuando el espíritu atraviesa estas etapas iniciales y llega al plano sutil, parece internamente la Forma Luminosa del Maestro, que toma al alma del iniciado bajo su cuidado y la guía en su viaje espiritual deplano en plano. Con el advenimiento interno del Maestro, el trabajo de hacer Simran concluye y el alma aspirante queda totalmente en las manos del Alma Maestra.
Gurú Arján, el quinto Gurú de los Sikhs, ha hecho un brillante relato de los resultados que puede tener el ser humano al estar en el dulce recuerdo del Verbo (hacer Simran constante mentalmente). Él enfatizaba a las personas lo importante que es recordar al Señor todo el tiempo, y lo hacía detantas maneras como solían hacerlo los Santos del pasado.
Son muchos los nombres con los que se hace referencia a la Realidad Única, y nuestro objetivo y nuestra meta son comunes. “Tenemos que empezar por el nombre y conectarnos con el Nombrado.”A menos que establezcan contacto con el Nombrado no podrán obtener el beneficio completo de las palabras que repitan. Porejemplo, ustedes dicen “agua” en Español, “water ” en Inglés, “ aqua” n Latín, “pani” y “asb” en Urdú y Persa; “ jal” y“ nir” en Hindi, pero con la sola repetición de estos nombres no pueden calmar su sed. Sólo bebiendo el líquido al que se denomina con tantos nombres, es como su sed se apagará.

El hacer Simran del mundo y lo que a él concierne, ha tomado posesión e nosotros en tal forma, que nos hemos convertido en parte del mundo y su ambiente. Tenemos que usar los mismos métodos parapoder eliminar todos los pensamientos mundanos desde el interior, recordando al Señor dulcemente con los Nombres que hasta ahora le han adjudicado los Santos. Hay entonces dos clases de usos del Simran: - Uno es para retirarse del cuerpo físico por medio del Simran o repetición mental de las Palabras o Nombres Santos. - Y el segundo es para expulsar al mundo y a sus pensamientos de nuestro interior con el constante recuerdo del Señor en tantas formas como se ha prescrito, y cuya descripción se ha dado en detalle anteriormente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario