domingo, 30 de noviembre de 2008

RAZONES PARA UNA DIETA VEGETARIANA

RAZONES PARA UNA DIETA VEGETARIANA
Lo que comemos vendrá a constituir lo que es el cuerpo y la mente. "Mente sana en cuerpo sano" es un aforismo bien conocido. No podemos tener lo uno ni lo otro con una dieta malsana. Una dieta opcional vegetariana que consista en vegetales y frutas, ya sean estas frescas o secas, cereales, productos lácteos tales como leche, crema, mantequilla, queso, yogurt, etc., es esencial para todos los que buscan la Salud Integral. Por consiguiente, podemos evitar carnes, jugos de carne, pescado, aves en general, huevos fértiles , y cualquier alimento que contenga en cualquier forma y cualquier grado alguno de estos ingredientes.

Toda acción tiene su reacción, y al comer tanto vegetales como carnes contraemos Karmas nuevos, los cuales contribuyen a que siga en movimiento la inexorable Rueda del Karma, ya que tenemos que cosechar lo que sembramos. No podemos cosechar rosas si sembramos abrojos.
Las prohibiciones para los sikh se aplican por igual a toda clase de bebidas alcohólicas, tóxicos, drogas narcóticas, pues tienden a embotar nuestra conciencia y hacernos morbosos.Sin embargo no existen prohibiciones respecto a los alimentos sanos y naturales (tanto carnes como vegetales)
"El cuerpo es el Templo del Dios viviente", por lo que debe conservarse sano.
Estos son detalles muy pequeños, pero tienen un gran efecto. De manera que ustedes deberían alimentarse con un dieta sencilla, vegetariana en lo posible, sin especias. Coman solamente lo necesario y retírense de la mesa con algo de hambre. Estas son las reglas para seguir, las cuales les harán estar activos en todos los asuntos, tanto en la meditación,simran, como en el trabajo físico o en cualquier otro asunto.El alma, como ya lo he dicho, es eterna, toda sabiduría y bienaventuranza. Si el alma es todo sabiduría y está plena de bienaventuranza, entonces ¿Cómo es posible que se sienta infeliz en este mundo? ¿Por cuánto tiempo gozará de los sabores externos? Pensamos que estamos disfrutando de los placeres, pero en realidad son los placeres los que nos están disfrutando.

El Dios de la comida fue una vez ante el Señor Vishnú (quien forma en la mitología hindu, parte de la tríada de la Creación: Brahma, Vishnú y Shiva; el Creador, el Sustentador y el Destructor, respectivamente) y se quejó de la siguiente forma: "¡La gente me come brutalmente, sin tenerme compasión!" El señor Vishnú dijo: "Muy bien, si alguien te come más allá de sus necesidades, entonces cómetelo tú". Simplemente piensen: ¿Cuál es la causa de muchas enfermedades? Indigestión. Gozamos, gozamos y gozamos hasta ya no ser capaces de gozar de nada. Entonces empiezan los placeres a disfrutar de nosotros


Llenen la mitad del estómago con comida, una cuarta parte con agua y dejen la otra cuarta parte vacía para que la digestión se facilite.
Mientras más vacío esté el estómago, tendrán mayor concentración. Si el estómago está indispuesto, es natural que no se pueda sentar a meditar, que no se puedan concentrar. El estómago debería estar dispuesto para ayudarles en sus meditaciones. No deberíamos permitir excesos en la alimentación. Coman únicamente cuando tengan hambre, no coman a cada rato. Dos comidas al día son suficientes, aunque podrían tomar un pequeño desayuno por la mañana. Los Santos dicen a veces, que aquellos que quieran progresar más, deberían tomar sólo un comida al día. Si regularizan la alimentación, se levantarán puntualmente por la mañana . Deja que tu estómago esté parcialmente vacío. Es natural que al comer más de lo que se puede digerir, aquello que no hayas digerido creará enfermedad. Come sólo lo que puedas digerir. Dale algún descanso a tu pobre estómago. Para la digestión se requieren por lo menos de cuatro a cinco horas, y si comes demasiado y con frecuencia, tu estómago se rebelará. Los hábitos alimentarios se pueden corregir por medio de una vida prudente. Tú puedes mejorar por medio de una adaptación y moderación graduales .

Es muy necesario diferenciar claramente los fines de los medios. Dedicar demasiado esfuerzo a los medios, nos hará olvidar gradualmente nuestro objetivo y nos convertirá en fósiles. Una vez que sabemos que la abstinencia de toda clase de alimentos no naturales y bebidas alcohólicas nos ayuda en el Sendero espiritual, es suficiente para evitar esos productos. Pero tomarlo como un fin en sí, es perder de vista la meta ...Deberías cuidar de tu salud, ya que ello es igualmente importante para que estés en forma y sano para enfrentarte a tus obligaciones mundanas y espirituales. Al cuerpo físico no se le debe negar el alimento adecuado

Si nos adherimos a una dieta vegetariana, contribuirá en mucho para llevar una vida normal; pero ello no necesariamente contribuirá a mejorar temperamentos, a controlar la vida sexual o eliminar la ambición, la posesividad, la lujuria o la avaricia. Kabir dice:"Aun cuando abandones tu hogar y te retires a un lugar aislado y vivas a base de una dieta vegetariana pura, aun así, tu mente no desiste de sus hábitos bajos".

Junto con estas sugerencias esenciales que son de ayuda y positivas, debemos dedicar tiempo religiosamente regular a las prácticas espirituales, conectándonos con el Shabda Gurú interno a fin de cortar definitivamente las ramificaciones de la mente, lo que es tan necesario para la realización de nosotros mismos y realizar a Dios.
Practica de las tres normas de pureza en DIETA, MEDIOS DE VIDA y CONDUCTA:

1.- AHAR o Dieta. Los alimentos que ingerimos van a formar el cuerpo y la mente. “Mente Sana en Cuerpo Sano” es un conocido adagio. No podemos tener cuerpo ni mente sana sin una dieta sana. Una dieta vegetariana consiste en vegetales y frutas frescas o deshidratadas, cereales, productos lácteos como leche, crema, mantequilla, queso, yogurt, etc., es una necesidad indispensable para los aspirantes a la Verdad. Debemos por lo tanto evitar la carne y sustancias de carne, el pescado, las aves, los huevos fértiles o cualquier otro alimento que contenga esos ingredientes en cualquier forma o cantidad.

2.- VIHAR o Medios de Vida: Los medios de subsistencia están estrechamente relacionados con la dieta. En el camino a la espiritualidad no existen atajos. Aquí el fin no justifica los medios, como pudiera decirse de otras cosas. Los medios indignos de ganarse la vida contaminan la dieta, la fuente misma de la vida. Así que es esencial vivir honestamente de emolumentos ganados con el sudor de nuestra frente. La planta de la vida debe ser nutrida con agua pura a fin de que crezca fuerte y saludable y sea así un instrumento que facilite la florescencia de la espiritualidad.

3.- ACHAR o Conducta: Los comentarios anteriores se aplican igualmente a nuestra conducta en la vida. Cada pensamiento, cada palabra y cada obra, buena o mala, deja una impresión indeleble en la mente y debe rendirse cuenta de ello. De ahí la necesidad de tener pensamientos correctos, aspiraciones y conducta correcta, todo lo cual constituye un cerco protector alrededor de la tierna plantita de la espiritualidad.

El Karma y la Dieta Vegetariana

Es bien sabido que la mayoría de la población India no come carne (lo hacen los Musulmanes y unos cuantos Hindúes). Esto no es únicamente porque no puedan adquirirla. La mayoría de ellos se opone a comerla porque implica quitar la vida a un animal. Subrayando esa oposición, se encuentra la ley del karma, con la que los Hindúes han estado familiarizados durante muchos miles de años. Los Santos en general han evitado comer carne, pescado, huevos ni cualquier otra clase de comida animal por la misma razón. Implica quitar la vida a un animal y eso significa la asunción de deudas kármicas. Veamos ahora cómo funciona esto en la teoría y en la práctica.
En los vegetales está activo solamente un tattwa o condición elemental de la materia. Es jal, que significa "agua". Se refiere al estado líquido de cualquier sustancia. En el insecto hay dos tattwas activos: agni o fuego, y vayu o aire. Agni se refiere al estado resolvente, o sea, al calor, que significa un estado de transición de la materia. El vayu se refiere a la condición gaseosa de la materia. En los pájaros hay tres activos: jal, agni y vayu. En los animales superiores hay cuatro tattwas activos: prithvi, jal, agni y vayu. Pero en el hombre, y solamente en el hombre, están activos los cinco tattwas. En realidad, los cinco se hallan en todas las cosas del mundo, pero no están activos. Akash es el último, el que está activo solamente en el hombre.
Ahora bien, la ley que nos gobierna es ésta: Mientras más grande sea el número de tattwas activos que se combinen en el ser vivo, más alto se encuentra en la escala de la evolución y también es más grande la responsabilidad en que se incurre al matar a ese ser: de ahí que sea mayor la carga de karma que se asume al matarlo. Pero, puesto que el hombre tiene que comer algo para poder continuar viviendo aquí, los antiguos sabios y Santos seleccionaron las sustancias menos dañinas es decir, aquéllas con las que se acumula menos karma al matarlas y comerlas. Se decidieron por los vegetales. Por supuesto que se asume algo de karma al comer los vegetales, puesto que también hay vida en ellos. Pero es la más baja clase de vida y, por lo tanto, se incurre en un karma mínimo. Ésta es la razón principal por la que los Santos prefieren que no se maten ni coman animales.

Otra razón es que la dieta animal no es saludable. Llena el cuerpo de impurezas, especialmente el grupo de las purinas: el ácido úrico y otros subproductos en la digestión animal de los productos animales. Todos éstos producen una larga serie de males, reumatismo, adormecimiento de la mente, pesadez y pereza, apendicitis, etc. Los desechos de la región intestinal de la comida animal desarrollan venenos solubles, que son mortales de por sí, y, si una persona continúa manufacturándolos y absorbiéndolos, eso lo conducirá a una vejez débil o a una muerte prematura.
Pero el Gursikh desea conservar su cuerpo en condiciones tan perfectas como sea posible. Éste es uno de los mandatos repetidos a menudo por los Gurus. Por lo tanto, es lógico que deberá seleccionar los alimentos más puros y menos dañinos que tenga a su alcance. Esto significa una dieta de vegetales, frutas, granos, nueces y todos los productos lácteos.
A los Gursikh se les prohíbe estrictamente entregarse a las bebidas intoxicantes. Esto se debe a que, además de crear malos karmas, confunden el intelecto, envician el juicio y casi destruyen el discernimiento. Bajo su influencia puede uno hacer cosas que concluyan en una pesada deuda kármica, cancelable únicamente mediante varias reencarnaciones, atrayendo además vergüenza y deshonor en el presente. Tanto el cuerpo como la mente sufren y la esclavitud mental resultante es un gran impedimento en el camino de la práctica espiritual.

PARA SABER MAS DE COCINA PUNJABI VEGETARIANA VISITE:
LANGAR: LA COCINA DEL GURU http://gurprashad.blogspot.com/

1 comentario:

  1. ESTIMADOS HERMANOS:
    Las mujeres son mercenarias sexuales porque me calumniaron de violador sexual parafílico con una ignominia sexual parafílica por la calumnia de prevaricador quien es un disidente cómico de la ética emocional de la gente y porque tambien vapulearon parafílicamente con bates de base ball a densos pantalones agudos (para pedorrearlos) a los violadores sexuales porque son frustrados sexuales de las candidatas sexuales como tambien de los que abusaron de la confianza sexual de las mujeres porque las especuladoras los maniobraron sexualmente. Ahora soy paranóico sexual porque me secuestraron sexualmente.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar